Category Archives: Science

CERN observación de auténticos monopolos magneticos sinteticos

 

Publicado en el CERN

James Pinfold

El portavoz del experimento MOeDAL en el CERN James Pinfold da su propia visión personal sobre el reciente anuncio del descubrimiento de un monopolo sintética Dirac

Se podría decir que la idea de un monopolo magnético se inició en 1269. En ese año, el erudito, soldado y monje Pierre de Maricourt, era parte del ejército cruzado de Carlos Duque de Anjou, poniendo sitio a la ciudad de Lucera en Italia. Durante el asedio, escribió un documento, la Epistola de Magnete, que identificó por primera vez que un imán tiene un norte y un polo sur. Esto plantea la pregunta: ¿puede haber un solo polo – un monopolo magnético?

Continue reading

El Proyecto GLORIA presenta “Personal Space”, una herramienta gratuita para explorar el Cosmos desde el portátil

¿Qué se veía en el cielo desde Cabo Cañaveral cuando despegó el Apolo 11 en 1969 camino a la Luna? ¿Qué había en la bóveda celeste del Polo Sur el día que lo alcanzó la expedición de Amundsen? Ahora es posible saberlo gracias a la aplicación de internet “Personal Space”, que ofrece la posibilidad de explorar el universo desde un ordenador personal. La iniciativa forma parte del proyecto GLORIA, coliderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que busca acercar la astronomía al público general.

Continue reading

El detector antártico IceCube confirma la detección de neutrinos cósmicos

El equipo de IceCube, un detector de partículas enterrado en el hielo de la Antártida, anuncia esta semana en Science el registro de 28 partículas de muy alta energía. La observación constituye la primera evidencia de neutrinos procedentes de lejanos aceleradores cósmicos, más allá de los confines de nuestro sistema solar. La era de la astronomía de neutrinos acaba de comenzar.

Tras casi 25 años de la idea de detectar neutrinos bajo el hielo, el observatorio IceCube de la Antártida por fin lo ha conseguido. Según publican los miembros del equipo en la revista Science, se han registrado 28 eventos de partículas muy energéticas que se corresponden con neutrinos de aceleradores cósmicos.

Continue reading

Guía de la Vía Láctea

Este viaje virtual muestras los distintos componentes que integran nuestra galaxia, la Vía Láctea, que contiene unas cien mil millones de estrellas. 

El viaje empieza en el agujero negro en el centro galáctico, y en las estrellas que orbitan a su alrededor, para proceder después hacia el bulbo central, donde se agrupan unas diez mil millones de estrellas.

El recorrido prosigue a través de una población más joven de estrellas en el disco estelar, que alberga la mayoría de las estrellas de la Vía Láctea y que está inmerso en un disco gaseoso ligeramente mayor. Las estrellas del disco se disponen formando un patrón de brazos espirales, y orbitan el centro de la galaxia.

Los discos y el bulbo están insertos en el halo estelar, una estructura esférca que consiste en un gran número de cúmulos globulares -las poblaciones de estrellas más antiguas de la galaxia-, así como por muchas estrellas aisladas. Se infiere la presencia de un halo mayor aún de materia oscura, cuya atracción gravitatoria afecta el movimiento de las demás estrellas de la galaxia.

Mirando de frente a la galaxia podemos ver la posición de nuestro Sol, situado a unos 26000 años luz del centro galáctico.

Por último se muestran las medidas tomadas por la misión de la ESA Hipparcos, que midió más de 100.000 estrellas a hasta 300 años luz de distancia del Sol. La próxima misión de astrometría de la ESA, Gaia, mapeará mil millones de estrellas hasta a 30.000 años luz de distancia.

http://www.esa.int/

La nave especial Cassini, de la NASA, ofrece una nueva vista de Saturno y la Tierra

La NASA ha dado a conocer una imagen de Saturno en colores naturales, y tomada desde el espacio. Esta es la primera imagen en la que se ven juntos a Saturno, con sus lunas y sus anillos, y la Tierra, Venus y Marte.

El nuevo mosaico panorámico del majestuoso sistema de Saturno captado por la nave especial Cassini, de la NASA, el cual muestra la imagen que verían los seres humanos, fue dado a conocer en el Newseum, en Washington, en martes.

El 19 de julio de 2013, en un evento que se celebró en todo el mundo, la nave especial Cassini, de la NASA, se deslizó a través de la sombra de Saturno y tomó una fotografía del planeta, de siete de sus lunas y de sus anillos internos; y en el fondo, captó la imagen de nuestro “hogar”, la Tierra.

El 19 de julio de 2013, en un evento que se celebró en todo el mundo, la nave especial Cassini, de la NASA, se deslizó a través de la sombra de Saturno y tomó una fotografía del planeta, de siete de sus lunas y de sus anillos internos; y en el fondo, captó la imagen de nuestro “hogar”, la Tierra.

El equipo de Cassini procesó 141 imágenes de ángulo amplio con el fin de crear dicho panorama. La imagen abarca 651.591 kilómetros (404.880 millas) de Saturno y su sistema de anillos internos, el cual incluye a todos los anillos de Saturno hasta el anillo E, que es el segundo anillo más externo de este planeta. Para ponerlo en perspectiva, la distancia entre la Tierra y nuestra Luna entraría cómodamente en la envergadura del anillo E.

“En esta magnífica vista, Cassini nos ha entregado un universo de maravillas”, dijo Carolyn Porco, quien lidera el equipo de imágenes de la sonda Cassini, en el Instituto de Ciencias Espaciales (Space Science Institute, en idioma inglés), ubicado en Boulder, Colorado. “Y lo hizo en un día en el que la gente en el mundo entero, al unísono, sonrió celebrando la alegría de estar vivos en un punto azul pálido”.

El mosaico es parte de la campaña denominada “Saludemos a Saturno”. El 19 de julio, la gente se enteró con antelación de que, por primera vez, una nave especial tomaría fotografías de la Tierra desde distancias planetarias. La NASA invitó al público en general a esta celebración, en la cual primero debían hallar a Saturno en el lugar de nuestro planeta en el que se encontraran; luego, debían saludar al planeta de los anillos y, finalmente, podían compartir sus fotografías a través de Internet.

En una versión comentada del mosaico del sistema de Saturno se indican los puntos de interés. La Tierra es un brillante punto azul ubicado hacia el extremo inferior derecho de Saturno. Por su parte, Venus es un brillante punto que se localiza hacia el extremo superior izquierdo de Saturno. Marte también aparece, como un pálido punto rojo, por encima y hacia la izquierda de Venus. Asimismo, es posible observar siete lunas de Saturno, incluyendo a Encelado, ubicada a la izquierda de la imagen. Si se enfoca de cerca la imagen, se puede observar la luna y la columna helada que emana desde su polo sur, la cual provee las delgadas partículas heladas, del tamaño de las del polvo, que conforman el anillo E.

El anillo E brilla como si fuera un halo alrededor de Saturno y los anillos interiores. Como es tan tenue, se ve mejor con un brillo leve desde atrás, cuando las pequeñas partículas se delinean con la luz debido al fenómeno de difracción. Los científicos que se especializan en los anillos de Saturno buscan patrones en “bonanzas” ópticas como estas. Ellos utilizan computadoras con el fin de incrementar drásticamente el contraste de las imágenes y cambiar el color, por ejemplo, para observar evidencia de material en las órbitas de las pequeñas lunas Anthe y Metone por primera vez.

Este collage incluye aproximadamente 1.600 imágenes, las cuales fueron enviadas por observadores aficionados como parte de la campaña de la misión Cassini, de la NASA, denominada “Saludemos a Saturno”.

Este collage incluye aproximadamente 1.600 imágenes, las cuales fueron enviadas por observadores aficionados como parte de la campaña de la misión Cassini, de la NASA, denominada “Saludemos a Saturno”.

“Este mosaico proporciona una notable cantidad de datos de alta calidad sobre los difusos anillos de Saturno y revela toda clase de estructuras intrigantes que actualmente estamos intentando comprender”, expresó Matt Hedman, quien es un científico que participa en la misión Cassini, en la Universidad de Idaho, en Moscow, condado de Latah. “El anillo E, en particular, muestra patrones que probablemente reflejan alteraciones de fuentes tan diversas como la luz del Sol y la gravedad de Encelado”.

Cassini no intenta tomar muchas imágenes de la Tierra porque el Sol está tan cerca de nuestro planeta que una vista sin obstrucciones dañaría los sensibles detectores de la nave espacial. Los miembros del equipo de Cassini buscaban una oportunidad en la cual el Sol se deslizara detrás de Saturno, desde el punto de vista de Cassini. Y esa buena oportunidad llegó el 19 de julio cuando Cassini pudo tomar una fotografía de la Tierra y la Luna y esta imagen múltiple del sistema de Saturno, iluminada desde atrás.

“Por medio de una intrincada y larga ‘danza’ alrededor del sistema de Saturno, Cassini se propone estudiar el sistema de Saturno desde todos los ángulos que sean posibles”, dijo Linda Spilker, una científica del proyecto Cassini, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, en Pasadena, California. “Además de mostrarnos la belleza del Planeta de los Anillos, datos como estos también mejoran nuestro entendimiento de la historia de los tenues anillos que rodean a Saturno y la manera en la que se forman los discos alrededor de los planetas; pistas estas que nos ayudan a descubrir cómo se formó nuestro propio sistema solar alrededor del Sol”.

Lanzada en el año 1997, Cassini ha explorado el sistema de Saturno durante más de nueve años. La NASA planea continuar la misión hasta 2017, y anticipa que habrá muchas imágenes más de Saturno, sus anillos y sus lunas, así como también otros datos científicos.

La misión Cassini-Huygens es un proyecto cooperativo de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Italiana. El JPL, que es una división del Instituto de Tecnología de California (California Institute of Technology, en idioma inglés), en Pasadena, dirige la misión para el Directorio de Misiones Científicas de la NASA, en Washington. Asimismo, el JPL diseñó, desarrolló y ensambló el orbitador Cassini y las dos cámaras que tiene a bordo. El equipo de imágenes lleva a cabo sus operaciones desde el Instituto de Ciencias Espaciales (Space Science Institute, en idioma inglés), ubicado en Boulder, Colorado.

http://ciencia.nasa.gov

Créditos y Contactos
Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti

LEER MAS

¿Qué sucedió con Marte? Un misterio planetario

Hace miles de millones de años, cuando los planetas de nuestro sistema solar todavía eran jóvenes, Marte era un mundo muy distinto. El agua líquida fluía a través de extensos ríos que desembocaban en lagos y mares poco profundos. Una gruesa atmósfera cubría el planeta y lo mantenía cálido. En este acogedor ambiente, los microbios vivientes podrían haber encontrado un hogar, iniciando así un camino para que Marte se convirtiera en el segundo planeta con vida cerca del nuestro.

Pero así no sucedieron las cosas.

En la actualidad, Marte es muy frío y seco. La delgada y rala atmósfera del planeta proporciona una escasa cubierta para una superficie marcada por lechos de ríos secos y lagos vacíos. Si los microbios marcianos todavía existen, probablemente lleven una vida lamentable, en algún lugar debajo del polvoriento suelo de Marte.

¿Qué sucedió? Esta inquietante pregunta ha perturbado a los científicos durante mucho tiempo. Para hallar la respuesta, la NASA está enviando un nuevo orbitador a Marte, llamado MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution, en idioma inglés o Atmósfera de Marte y Evolución de Materiales Volátiles, en idioma español).

“El objetivo de MAVEN es descubrir qué procesos fueron responsables de esos cambios en el clima marciano”, dice Bruce Jakosky, quien es el investigador principal de MAVEN, en la Universidad de Colorado, en Boulder.

El lanzamiento de MAVEN está previsto para noviembre de 2013 y su llegada a Marte se espera para septiembre de 2014. MAVEN está equipado con instrumentos destinados a estudiar la atmósfera superior de Marte. Y allí es donde muchos investigadores creen que yace la respuesta.

La única manera en que Marte podría haber sido un lugar húmedo y cálido hace 4 mil millones de años es que tuviera una atmósfera gruesa. El CO2 de la atmósfera marciana es un gas de efecto invernadero, igual que lo es en nuestra propia atmósfera. Una gruesa capa de CO2 y otros gases de efecto invernadero podrían haber proporcionado las temperaturas más cálidas y una mayor presión atmosférica necesarias para evitar que el agua líquida se congelara o hirviera.

Pero algo provocó que Marte perdiera esa capa. Una posibilidad es el viento solar. A diferencia de la Tierra, Marte no está protegido por un campo magnético global. En cambio, tiene “paraguas magnéticos” esparcidos alrededor del planeta, los cuales protegen solamente una parte de la atmósfera. La erosión de las áreas expuestas, provocada por el viento solar, podría haber “pelado” la atmósfera a través de miles de millones de años. Las mediciones de isótopos, llevadas a cabo recientemente en la atmósfera marciana por el vehículo explorador todo terreno de Marte, llamado Curiosity (Curiosidad, en idioma español), avalan esta idea: los isótopos livianos de hidrógeno y argón se agotan, en comparación con sus contrapartes más pesados. Esto sugiere que han flotado hacia el espacio.

Los científicos también han especulado que la superficie del planeta podría haber absorbido el CO2 y podría haberlo “encerrado” en minerales como carbonato. Sin embargo, esta teoría se ha desvanecido en los últimos años ya que los vehículos exploradores y orbitadores de Marte no han podido encontrar carbonato suficiente como para explicar el gas que no está.

MAVEN será la primera misión a Marte diseñada con el fin de ayudar a los científicos a entender el actual escape de CO2 y de otros gases hacia el espacio. La sonda orbitará Marte durante al menos un año terrestre. En el punto bajo de la órbita elíptica, MAVEN estará 125 kilómetros por encima de la superficie; su punto alto será a más de 6000 kilómetros en el espacio. Los instrumentos de MAVEN rastrearán iones y moléculas en esta amplia sección transversal de la atmósfera de Marte con el fin de documentar por completo el flujo de CO2 y otras moléculas hacia el espacio, por primera vez.

Una vez que Jakosky y sus colegas sepan a qué velocidad Marte está perdiendo CO2 precisamente ahora, podrán extrapolarse en el tiempo para estimar la cantidad total perdida durante los últimos 4 mil millones de años. “MAVEN determinará si la fuga de gases hacia el espacio fue la causa más importante del cambio climático de Marte”, dice Jakosky.

En el gran esquema del sistema solar, la Tierra orbita al lado de un mundo que se inició con la mayor promesa para la vida, como el nuestro… sin embargo, todo resultó muy diferente. Después de todos estos años, MAVEN podría escribir el capítulo final de un misterio planetario inquietante.

http://ciencia.nasa.gov

Sigue…¿Qué sucedió con Marte?

Espectros de meteoritos para estudiar la superficie de asteroides primitivos

Un equipo internacional liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha obtenido espectros de reflectancia de un grupo de meteoritos, llamados condritas carbonáceas, que resultan de utilidad para caracterizar la superficie de asteroides primitivos. El estudio, publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society y resultado de más de dos años de investigaciones, aporta datos sobre cómo muestrear materiales prístinos del Sistema Solar en futuras misiones de exploración de pequeños asteroides.

Un espectro de reflectancia es un gráfico de la capacidad reflectiva de una superficie para las distintas longitudes de onda o colores del espectro electromagnético. Por tanto, proporciona información sobre la capacidad reflectiva de estos materiales frente a la luz que reciben del Sol. En el caso de los grupos de meteoritos primitivos analizados, los espectros ayudan a caracterizar los asteroides de los que provienen, ricos en agua y materia orgánica.

Entre las condritas carbonáceas estudiadas en este trabajo destacan algunas históricas (Allende, Cold Bokkeveld, Murchison, Orgueil y Tagish Lake), así como raros ejemplares recuperados en la Antártida, proporcionados por el Johnson Space Center de la NASA.

IAC-meteorito-prensa-GRA95229-

Cóndrulos del meteorito Graves Nunataks (GRA) 95229 vistos bajo el microscopio de luz transmitida./JOSEP MARIA TRIGO

“Son una clase de meteoritos íntimamente asociada con asteroides, y posiblemente cometas, formados hace unos 4.565 millones de años en las regiones más externas del Sistema Solar. En su composición no sólo encontramos diminutos agregados rocosos, sino también materia orgánica y agua, que hacen que sean los materiales con composición más cercana a la de nuestro Sol. Podríamos considerarlos auténticas piedras Rosetta para la ciencia, ya que han preservado en su interior los primeros componentes del Sistema Solar”, explica el investigador del CSIC en el Instituto de Ciencias del Espacio Josep Maria Trigo,

Los espectros, obtenidos por los científicos en el Centro de Investigación en Nanoingeniería de la Universidad Politécnica de Cataluña, abarcan longitudes de onda comprendidas entre las 0,2 y las 20 micras y revelan bandas de absorción de agua, minerales hidratados y compuestos orgánicos. “Hemos empleado dos espectrómetros que permiten medir de manera precisa la reflectividad de estos materiales en un amplio rango espectral”, señala el investigador de la Universidad Politécnica de Cataluña Jordi Llorca.

Continue reading