Daily Archives: July 21, 2011

NASA’s Dawn Spacecraft Beams Back New Photo


NASA's Dawn spacecraft obtained this image with its framing camera on July 18, 2011.

NASA’s Dawn mission, in orbit around Vesta, captured the latest image from a distance of about 6,500 miles (10,500 kilometers) kilometers from the giant asteroid.


El Atlantis aterriza marcando el final de una era de exploración espacial

Ahora serán las naves rusas Soyuz las que abastezcan al complejo orbital de la EEI hasta que EEUU tenga una nave de reemplazo

 

 

El Atlantis aterrizó hoy en la pista del Centro Kennedy tras una misión de 13 días que pone fin a tres décadas de exploración espacial con transbordadores. La agencia espacial estadounidense NASA informó que la nave, con cuatro astronautas a bordo, tomó tierra a las 09.58 GMT.

Cuando orbitaba a 27.000 kilómetros por hora encendió su motores e inició el descenso al final de la última misión de un transbordador espacial. El comandante Chris Ferguson, el piloto Dough Hurley y los especialistas de misión Sandra Magnus y Rex Walheim componen la tripulación de la misión STS-135, que ha llevado más de 4.000 kilos de suministros y equipos -incluidos más de 1.100 kilos de comida-, que ayudarán a que la EEI continúe operando el próximo año.

Read more Continue reading

Hallan fósil humano en una caverna de Siberia y se determina por ADN que es una especie nueva

Hallan fósil humano en una caverna de Siberia y se determina por ADN que es una especie nueva

Se ha hallado el hueso de un dedo y una muela de 30.000 años de antigüedad. Compartió el planeta con los ’sapiens’, los neandertales y los Homo floresiensis. El descubrimiento se ha logrado gracias a la secuenciación de su ADN

Un equipo científico internacional, liderado por el Instituto Max Planck de Alemania, ha descubierto en Siberia los restos de una nueva especie humana, desconocida ahora, que compartió el planeta hace unos 30.000 años con los neandertales, los Homo sapiens modernos y los Homo floresiensis de Indonesia.

 
El nuevo linaje, bautizado como denisovanos, porque sus restos se encontraron en la cueva siberiana de Denisova, es el primero descrito gracias a una investigación genética: en concreto, la secuencuación de ADN nuclear de la falange de un dedo de una hembra infantil de esta nueva especie.

Tras comparar su genoma con el de los neandertales (que se conoció este año) y el de Homo sapiens actuales de Europa, África y Asia, se comprobó que los denisovanos no eran ninguna especie conocida, aunque parte de su ADN (menos del 3%) está presente en las poblaciones de Melanesia.

La paleogenética ha revelado, según se publica en la revista Nature esta semana, que estos homínidos son más parecidos a los neandertales que a nosotros, lo que significa que descienden de la misma población ancestral, que se dividió en estas dos ramas hace unos 600.000 años. Antes de ello, hace unos 800.000 años, su rama común se habría separado de la que dio origen a nuestra especie.

Un dedo y un diente

Una muela, localizada en la misma cueva, confirmaría también que su morfología es mucho más primitiva que la nuestra. Se parece a la dentadura que tuvieron los Homo erectus, otros homínidos del intricado árbol evolutivo humano de hace 1,8 millones de años.

«Todo parace indicar que los denisovanos se dispersaron ampliamente en el pasado», argumentó el jefe del equipo científico, Svante Pääbo, en referencia a los 7.000 kilómetros que separan la región rusa de Siberia de la isla de Nueva Guinea, en Oceanía.

Mientras estos homínidos se extendían por Asia, los neandertales lo hicieron por Eurasia durante cientos de miles de años, hasta que los H. sapiens abandonaron África, momento en el que también se cruzaron, dejando su marca de ADN en todos los humanos actuales no africanos.

«Como se ve, la historia es mucho más compleja de lo que se pensaba. Ya no se trata de una clara historia de humanos saliendo de África y reemplazando a los neandertales. Ahora vemos que hay linajes entrelazados con más jugadores y más interacciones de las que conocíamos», apunta Richard Green, de la Universidad de California, otros de los firmantes del artículo.

De momento, y a falta de más fósiles en los que fundamentar el hallazgo (sólo hay un fragmento de dedo y un diente), los descubridores de este nuevo homínido han preferido no denominarle como una nueva especie.

La opinión de los expertos

La mayoría de los expertos en Paleontología preguntados por ELMUNDO.es consideran este trabajo «de un gran interés científico».

Para Manuel Domínguez Rodrigo, que excava en la Garganta de Olduvai (Tanzania), «muestra que en el Pleistoceno medio las poblaciones humanas euroasiáticas no establecieron barreras reproductivas entre ellas y abre el misterio de cómo unos homínidos en las estribaciones occidentales de Siberia pudieron haberse mezclado con los ancestros de una población geográficamente tan distante como la Melanesia actual».

Antonio Rosas, experto en neandertales del Museo Nacional de Ciencias Naturales, cree que planteará «la reconsideración de lo que es un ser humano porque la condición humana es un laberinto cada vez más complejo». «Debemos acostumbrarnos a que hubo un gran diversidad de especies humanas en un periodo muy reciente», afirma el paleontólogo.

Juan Luis Arsuaga, codirector en Atapuerca, cree que habrá que esperar para confirmar si los denisovanos son una nueva especie «porque con una molécula no se puede saber» y apunta que algunos fósiles hallados en China, que no eran ni Homo erectus ni Homo sapiens, «igual tienen que ver con estos homínidos primitivos».

Visto en http://abiertohastaelamanecer.ws

Fuente:  Original de   El Mundo.